nuestros hijos y nosotros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

nuestros hijos y nosotros

Mensaje  Invitado el Miér 09 Dic 2009, 11:34

ETNOPEDIATRÍA.

En casi todas las sociedades del mundo, atender a un niño es una habilidad adquirida. Una habilidad que se adquiere durante todo el día, cada día, porque en toda comunidad hay bebés. Magdalena Hurtado, según me explicó, se crió en Venezuela rodeada de bebés, de modo que nunca tuvo el problema de no saber cómo criar. Pero ahora se preocupa por sus dos hijas que, siendo norteamericanas, raramente ven un bebé.¿Cómo aprenderán a cuidar de ellos?. Para las mujeres Aches o Kung San sería muy extraño enterarse de que, en Estados Unidos, aprendemos nuestras habilidades de padres de los libros y de los médicos, que son mayormente varones. En la moderna cultura occidental los padres no piden consejo a las abuelas ni a las hermanas, sino al pediatra, un experto en patología que se ha preparado para detectar enfermedades orgánicas, pero a quien ahora se le pregunta, cuál es la conducta “normal”. Los diversos pediatras con quienes hablé han mencionado que casi todas las quejas recibidas en sus consultorios se refieren a la conducta: el sueño, la alimentación y el llanto. El llanto excesivo, por ejemplo, es un problema orgánico sólo en el cinco por ciento de los casos, a lo sumo; sin embargo se requiere de los pediatras que pasen el breve tiempo de cada consulta descartando las posibilidades orgánicas. Sólo entonces podrán pasar a la zona más penumbrosa de la conducta y al estilo de crianza(...).
La etnopediatría, está ideada para atender muchas de estas zonas de variables no explicadas. Toma en cuenta los sistemas de creencias de los padres, la influencia de la cultura sobre las decisiones de éstos y hasta la idea de que la conducta infantil podría ser un problema o no tener importancia, es decir: la cuestión de qué es lo normal(...).
El valor agregado de la etnopediatría es la información; ésta puede ser la receta más importante de todas, dado que a menudo reconforta sencillamente. El llanto del bebé no es patológico: todos los bebés del mundo lloran. Despertar varias veces por la noche no es extraño: así están diseñados todos los bebés. Que requiera interacción y atención constante no es señal de que sea hiperactivo: es lo que necesita como animal social. Y si usted, como madre, siente la necesidad de dormir con su bebé o darle el pecho hasta los dos años, eso está bien: hace millones de años, eso era exactamente lo que hacíamos.

M..Small. NUESTROS HIJOS Y NOSOSTROS.
La pediatría de la etnopediatría, pág. 258.


ETNOPEDIATRÍA.

Libro de lectura: “NUESTROS HIJOS Y NOSOTROS”.
Meredith F. SMALL.
Ed. Vergara Vitae.

FRASES: “La leche materna, fluido protector de la naturaleza”.

“El llanto es el sonido protector de la naturaleza”.

“Obrar bien y alegrarse”. B. Spinoza.

“...que los hombres existan para sí mismos”. E. Böetie.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: nuestros hijos y nosotros

Mensaje  H2O el Dom 13 Dic 2009, 17:48

gracias por compartirlo

besos

H2O
Nivel Experto
Nivel Experto

Cantidad de envíos : 5100
Fecha de nacimiento : 27/10/1975
Ciudad : el mundo
Edad : 41
Femenino Puntos : 8312
Fecha de inscripción : 20/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: nuestros hijos y nosotros

Mensaje  Invitado el Lun 14 Dic 2009, 00:55

Muchas gracias por compartirlo!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.