Sátira sobre el amamantamiento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  Désirée Sanz el Jue 25 Jun 2009, 11:39

Sátira del amamantamiento (cuento para adultos)


En otro planeta, un hombre joven se preparaba para su primera experiencia sexual. Estaba nervioso, ya que nunca habia hablado con alguien que hubiera tenido éxito. Asi que decidió preguntarle a algunos de sus amigos sobre sus experiencias.

"Yo quería hacerlo, de veras!" exclamó uno de sus amigos, "pero mi doctor me dijo que mi pene era demasiado pequeño".

"De veras?" interrumpio otro amigo, "pero si mi doctor me dijo que el mio era demasiado grande!"

"Yo también lo deseaba, pero resultó que no tenia suficiente para satisfacerla", dijo otro.

"Yo nunca quise. Es tan desagradable! Me sentiría como si fuese un animal o algo parecido. Yo se que dicen que el pene es el mejor, pero todas las mias fueron excitadas artificialmente y todas estaban contentas y satisfechas", dijo el más viejo en el grupo.

"Tu no te habías divorciado 7 veces?" le pregunto el joven. "Si, pero eso no tuvo nada que ver", este le contestó.

"Yo escuche que uno tenía que prepararlo para hacerlo más fuerte antes de hacerlo...tu sabes, restregandolo con una toalla o algo así", dijo uno de los amigos.

"Y al principio no puedes hacerlo por más de unos minutos, o te laceras".

"Mi primo dijo que era extremadamente doloroso. Su pene se agrietó y sangró. El solo duró un par de días. Gracias a Dios que hoy tenemos alternativas" dijo el amigo que era demasiado pequeño.

"Yo tengo un amigo que si lo hizo", dijo uno, casi murmurando. "Pero a mi me pareció que era demasiado trabajo. Cada vez que le hablaba me parecía o que acababa de terminar o estaba a punto de hacerle el amor a su esposa. Yo le dije que era claro que no la estaba satisfaciendo o ella no lo pediría tan a menudo. Yo le dije que el la necesitaba suplementar con un vibrador. Pero el no quiso."

"Bueno, yo de veras que deseo tratarlo", dijo el joven.

"Bueno para ti!" le dijo su amigo que era demasiado grande. "Pero mantenla en un horario o te manipulará".

El joven estaba tan confundido que decidió hablarle a su médico sobre el asunto.

"Yo entiendo tu preocupación", le contestó el médico, colocando su mano sobre el hombro del joven. "Muchos hombres, especialmente los primerizos, no pueden satisfacer las necesidades de sus mujeres con sus penes. Tomar clases y leer libros no parece ser de ayuda. Luego de muchos esfuerzos la mayoría de los hombres simplemente no pueden. Se le conoce como sindrome de poco pene. Yo sé que tu deseas tratar, y pienso que es formidable, pero dejame enviarte a casa con este vibrador por si acaso. Mira, es virado de un ángulo especial para asegurarte de que lo hagas en una posición semi-sentada".

El joven agradecido se llevo el vibrador a su casa y pensó en todo lo que le habían dicho. Cuando llegara el momento el estaba determinado a hacerlo de forma natural.

El estaba nervioso y excitado. Trató de hacer todo bien. Miró el reloj y paró exactamente en los minutos que le habían recomendado. El evento fue una humillante falla. Su mujer estaba frustrada y molesta. El no lo podía comprender. Hizo todo lo que le habían recomendado. Su compañera le dijo
que lo amaba y que sus caricias eran suficientes, y que juntos aprenderían a hacerlo bien. Pero la segunda vez que ella mostró interés el joven pensó "Solo esta vez usaré el vibrador. No puedo aguantar la idea de que ella se quede insatisfecha".

Pero nadie le había informado sobre el peligro de confusión de pene. Pronto ella desarrolló una preferencia por el vibrador y rechazó el pene por completo. De un modo, el lo prefirió así también. Si el necesitara salir de vez en cuando cualquiera la podría satisfacer.

Y aunque él escuchó que el debía aguantarla entre sus brazos cada vez, para promover el enlace, se le hizo cada vez más fácil dejarla en una esquina con el vibrador mientras el hacía sus diligencias.

Era importante para el mantenerse ocupado. Si dejaba pasar un tiempo para sentir, siempre se sentía triste. Ser un buen amante no era lo que el esperaba. El quería estar lejos de su mujer. El resentía sus demandas y se sentía que no era el adecuado para llenar sus necesidades. La cercanía que el había soñado nunca se desarrolló.

Un día el joven tomó suficiente valor para preguntarle a su amigo por el número del hombre que el conocía que lo había hecho.

"Hola" dijo el joven. "Me dio tu número un amigo. Deseo obtener información de como hacer el amor. No pude hacerlo con mi primer amante y si tuviese otra, me gustaría hacerle el amor yo mismo".

"¿Cuanto lleva tu relación?", preguntó el hombre del teléfono. "Solo unos meses", contestó tristemente el hombre. "Te gustaría hacerle el amor a tu esposa ahora? Nunca es tarde!" le dijo el
hombre. "De veras tu piensas que puedo?" le preguntó el joven. Se sintió con esperanzas por vez primera en mucho tiempo.

Ellos hablaron un rato y el hombre lo invitó a las reuniones de La Cosa League (La Cosa es en ingles The Thing, que significa pene). La Cosa League era un grupo dedicado a proveer apoyo e información a hombres que deseaban hacerle el amor a sus mujeres.

El estaba asombrado de cuántos hombes estaban haciéndolo y estaba siendo apoyado por hombres que habían sobrepasado muchos obstáculos para satisfacer a sus esposas.

"Que necesito hacer?" dijo el joven bien determinado. "Lo primero que debes hacer es deshacerte del vibrador". El joven no sabia como responder. Una roca de nervios se formó en su estomago. "No puedo..." "Tu mujer va a protestar un poco, pero ser perseverante. Ella pronto se acostumbrará a tu cuerpo". "Qué pasa si no puedo satisfacerla?" preguntó el joven. El líder le aseguró que aún si le tomaba un tiempo, con la práctica este no tendría ningun problema. "Bueno, ¿con qué frecuencia lo hago y por cuanto tiempo?" "Mira las señales de ella" le respondió uno de los hombres. "Mira a tu
mujer y no al reloj". Su mente viajaba mientras iba a su casa. Pensaba en todo lo que escuchó. ¿Como es que nadie le habia hablado de esto antes? Parecía tan radical, pero de alguna forma le parecía bien.

Al principio su mujer no estaba interesada en cambiar. Ella le protestó cuando este le ofreció el pene. Lo rechazó en frío.

Pero con paciencia y perseverancia eventualmente lo aceptó. El estaba sorprendido que una vez ella lo aceptó parecía que no lo quería dejar ir. Nunca se había sentido tan orgulloso en toda su vida. ¡Lo había logrado! ¡Le había hecho el amor a su mujer con su propio cuerpo!

La proxima vez que su mujer le pidió el vibrador él gentil y amorosamente le ofreció su pene. Ella protestó un poco pero rápido lo aceptó. El estaba más excitado que la primera vez. A el joven le había preocupado que la vez anterior fuese solo suerte, pero ahora creía que si lo podía hacer. Para su deleite, su mujer nunca pidió el vibrador de nuevo.

La transformación en su actitud hacia su mujer era remarcable. El joven nunca más resintió el hacer el amor a media noche.

Sentía un vínculo con ella que ni siquiera conocía. No quería que otras personas la satisfacieran, y no quería irse lejos de ella. Su actitud sobre el mismo también había cambiado. Se sentía tan confidente
y tan calmado. El no era inadecuado ni reemplazable. Le dolía al pensar en todos los hombres que no conocían lo que el ya sabía. Pero se sentía más triste por las mujeres.

Mientras miraba a su mujer sobrevivir solo de su amor su entusiasmo por hacer el amor creció más y más. Un día mientras hablaba con sus amigos alguien comenzó a hablar sobre lo último en vibradores. Ellos discutían los méritos de la nueva herramienta cuando el excitadamente dijo, "Nosotros tiramos el nuestro". El cuarto se quedó silencioso. "Qué?" preguntó el amigo con el pene muy pequeño. "Hemos tirado el vibrador", volvió a repetir. "Y que usan entonces?" preguntó su amigo con el pene muy grande. "Yo le hago el amor yo mismo", le contestó el joven.

"Duele mucho?" "Te arrepentirás". "¡Oh no! ¿No te estarás juntando con esos fanáticos de La Cosa League?", preguntó su amigo que no podía. "No son fanáticos", dijo calmadamente el joven. "Ellos me dieron mucha buena información. Estoy contento con mi decisión".

Los hombres se echaron a reír. "Lo próximo que escucharemos es que va a dejar de afeitarse", bromeó el divorciado. "O la va a dejar dormir en su cama", bromeo otro. "Tu si que lo has hecho ahora", dijo el del muy pequeño. "Que harás si te tienes que ir por un tiempo? Y debes desear que no
comience a morder!" "Preparate a perder tu vida." , le advirtió el divorciado. "Tu cerebro se convertirá en cebada".

El joven pensó en todo esto y se rió dentro de si. El no sentía que estaba perdiendo nada, especialmente cuando miraba todo lo que había ganado.

-"Sabes, creo que a mi me gusta tanto como a ella".

-"Hombre, tu si que eres radical".

Traducción del inglés por Carmen Cabrer

Escrito por Janis Honea (701) 582-2822 Winter 1997, Volume 48

_________________
Lilypie Kids Birthday tickers

Lilypie Kids Birthday tickers

Daisypath Anniversary tickers

https://www.facebook.com/maternidadinstintiva: Nuestra página de Maternidad Instintiva en Facebook Te quiero Te quiero Te quiero

Désirée Sanz
PARTICIPANTE V.I.P.
PARTICIPANTE V.I.P.

Cantidad de envíos : 9242
Fecha de nacimiento : 09/06/1979
Ciudad : Vinaròs (Castellón)
Edad : 37
Femenino Puntos : 12228
Fecha de inscripción : 24/10/2008

https://www.facebook.com/desireesanz1979

Volver arriba Ir abajo

Re: Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  mami-de-Breixo-y-Martina el Jue 25 Jun 2009, 12:00

jajajjajajjaja me ha en-can-ta-do!!! QUe bueno. Me vino a la cabeza la poesia de Carlos González. Os acordáis de ella? LA de la gallina.

Gracias Desi por el enlace.

Besos de leche

mami-de-Breixo-y-Martina
PARTICIPANTE V.I.P.
PARTICIPANTE V.I.P.

Cantidad de envíos : 10522
Fecha de nacimiento : 14/03/1979
Ciudad : el mundo es mi casa
Edad : 37
Femenino Puntos : 13560
Fecha de inscripción : 25/10/2008

http://www.mimandote.com/blog/besos-de-leche/index.html

Volver arriba Ir abajo

Re: Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  Invitado el Jue 25 Jun 2009, 14:36

Buenísimo, me ha encantado y me he reido muchísimo...

Sí, a mí también me ha recordado a la poesía de la gallina de Carlos González...no sé porqué.....

Gracias, Desi, me has sacado unas buenas carcajadas , cosa que siempre vienen bien.

UN ABRAZO

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  Invitado el Jue 25 Jun 2009, 15:02

me ha gustado un montón, lo he leído con mi marido y nos lo hemos pasado genial. Gracias Desi por ponerlo.
Besos a todas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  Invitado el Jue 25 Jun 2009, 15:05

Muy bueno!!, voy a enviárselo a mis contactos Muy Feliz

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sátira sobre el amamantamiento

Mensaje  happyflower el Jue 25 Jun 2009, 20:54

Madre mia, que bueno!!!!!!!!!! Bueniiiiiiiiismo, La Cosa League, esa secta radical del pene Divertido Divertido Divertido (Porque se referian al pene ¿no? Indeciso Vergonzoso )

happyflower
Nivel 4
Nivel 4

Cantidad de envíos : 1851
Fecha de nacimiento : 18/08/1970
Ciudad : El mundo
Edad : 46
Femenino Puntos : 4716
Fecha de inscripción : 25/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.